La piedra

El casco urbano está presidido en su parte central por la iglesia y una gran plaza dividida en varias zonas. Desataca la parte central donde celebramos nuestras fiestas o la parte superior donde se desarrolla a su debido paso el proyecto de rosaleda junto a "las escuelas" (Las antiguas clases donde un único maestro instruía a los niños del pueblo, todos juntos, no importaba la edad).
Actualmente se ha instalado una gran fuente de piedra en un lateral.



El resto del casco urbano está presidido por las casas y pajares construidos en piedra de granito, algunas grandes, otras más y otras no tanto, pero no por ello con menos encanto.



Durante el recorrido podemos sorprendernos en un rincón con cierto sosiego, una casa que parece surgir de la misma piedra o un callejón donde parece que se ha detenido el tiempo.



Si nos fijamos en los detalles podemos encontrar alguno interesante como los "ventanucos", ventanas diminutas construidas para que nadie pudiera robar y para protegerse del frío.



Algo que no pasa desapercibido es la inesperada vista de la iglesia cuya visión es prácticamente una constante desde cualquier lugar.



Finalmente podemos descansar haciendo una sentada en el atrio, junto al parque infantil o tomar un refresco en uno de los dos bares, o en los dos.



.... y aunque no se haya comentado, por su puesto que tenemos casas con fachadas que no son de piedra.



Desde dic-2003
Versión 4.0 - 19/07/2020
Actualiz.: 28/07/2020
Visitas: